Principal Arriba Comentarios Contenido Buscar Traducción Imágenes

Hombres y Máqu. V
La Búsqueda I La Búsqueda II La Huidiza Neurona I La Huidiza Neurona II La Tierra Hueca I La Tierra Hueca II La Tierra Hueca III La Tierra Hueca IV La Tierra Hueca V Hombres y Máqu. I Hombres y Máqu. II Hombres y Máqu. III Hombres y Máqu. IV Hombres y Máqu. V El Espíritu I El Espíritu II Caballero en Fango

   

^^  Obtenga el libro impreso: Las Tres Cabezas del Elefante... ^^

__________________

Atlántida

Lemuria

Âgharttha

Gaia

_________________

Anú

Mihael

Ialdabaoth

Vishnú

Shiva

Ishva-Ra

_________________

Archi

Melki-Tsedek

Brâhatmah

Mahatma

Mahanga

_________________

Nueva Era

Teosofía

Antroposofía

Gnósticos

Pitagóricos

Rosacruces

Francmasones

Martinistas

Nazarenos

Esenios

_________________

Buddha

Krishna

Rama

Zarathushtra

Moisés

_________________

Gandhi

Ahimsa

Aparigraha

Samhaha

_________________

Aeter

Akasha

Âlaya

Laya

_________________

Nihil

Holístico

Nat-Our

Noúmeno

_________________

Magia

Mash-Mak

Mahat

Ofitas

Nâgas

_________________

Hermes

Thoth

Iaô

Adonai

_________________

Mâyâ

Mérou

Omphalos

Om

Fohat

_________________

Sánscrito

Vattan

Irdín

Hierogáfico

_________________

^^  Éstos... y otros muchos Términos Esotéricos más en el Glosario... ^^

_________________

 

_________________

   ¡¡Despierta!!

       

      ¡¡El Día...

 ...Ha Llegado!!

_________________

 

  << Traduzca esta Página <<

La idea de la “Gran Conspiración” o “Conspiración Global” era una idea hondamente arraigada en la mente de Antonio, e incluso contaba con un dossier de argumentaciones y datos recopilados de distintos periódicos y publicaciones que la soportaban. Pero el “móvil del crimen” aún permanecía en el secreto más absoluto, como en las buenas novelas de suspense…¿Quién querría destruir conscientemente el planeta en el que vive y porqué? ¿Cuál serían los tortuosos razonamientos abismales de unos seres enfermos y desesperados, para querer destruir el mundo que les sustenta...? 

[Sebastián Salado; Las 3 Cabezas del Elefante]

 EL CABALLERO EN EL FANGO

  

    HOMBRES Y MÁQUINAS (V)

 

 

4. HOMBRES Y MÁQUINAS

( PARTE  V )

 

 

Al llegar a su casa, Antonio aparcó el coche en el garaje y subió la escalera hacia el cuarto de baño. La cabeza le daba vueltas y no podía dejar de pensar que tal vez eran las reacciones bioquímicas de sus células las que mandaban en su cerebro y no al revés.

¿Hasta qué punto el  Soma dirige a la Psique y la influye en sus razonamientos? ¿Son los compuestos bioquímicos de sus células los que dirigen el pensamiento a través de los instintos inconscientes como ocurre en el caso de los estupefacientes, o por el contrario la voluntad humana es dueña y señora del cuerpo físico…?

Antonio sospechaba que el primer caso era el que más comúnmente triunfaba en el mundo actual, y esto definía una situación muy poco prometedora para la raza humana, pues al fin y a la postre nos equipara a una máquina con unos mecanismos, tal vez muy sofisticados, que nos permiten incluso tener consciencia de nosotros mismos pero que, sólo son mecanismos automatizados y altamente predecibles al fin y al cabo…

Se lavó la cara y se descubrió a sí mismo diciéndole a su reflejo en el espejo:

- ¡Yo no soy una máquina! Yo no soy una máquina, ¿me entiendes?…

 

Brenda le había contado que el mecanismo psíquico de una persona “sana” actual es un mecanismo muy sencillo que apenas ha variado en varios miles de años. Éste consiste en una especie de movimiento pendular que oscila entre el interés por el trabajo y el interés por el sexo, marcando estos aspectos los límites de los dos extremos del movimiento oscilante, y es en este último punto donde el péndulo o foco de atención psíquica se detiene, sólo para invertir su dirección oscilante hasta alcanzar el otro extremo, en su ciclo infinito. 

En el centro del movimiento, una sensación borrosa de vértigo nos impulsa a evadirnos de nuestro entorno mediante mecanismos de defensa que desvían nuestra atención hacia hábitos intrascendentes como el fútbol, la cháchara, el cotilleo o simplemente la televisión, como la panacea del lavado de cerebros  en la sociedad actual.

Y esto es en la situación de la persona “sana”, puesto que en el caso “neurótico” el péndulo realiza, además, otros movimientos extraños de ciclos sadomasoquistas  y auto-represivos que imprimen movimientos compulsivos, descontrolando circunstancialmente, el movimiento oscilante regular.

 

Esa sensación oscilante entre el trabajo y el sexo es la que ahora él mismo era consciente de sufrir de un modo compulsivo debido a la profunda crisis que actualmente atravesaba.

¿Era acaso todo en él previsible y controlable? ¿Era él acaso tan parecido en el fondo a Betty, que cualquier “Imput” recibido da como respuesta un “Output” conocido de antemano y totalmente previsible…?

¿Era su cita amorosa con Carla solo un acto programado en su subconsciente para evadirse de sus actuales problemas laborales…? 

¿Dónde estaba su espiritualidad? En su teoría de la Supermente, un Super-Yo situado en dimensiones más elevadas controlaría a sus marionetas en las dimensiones inferiores. ¿O no era así…?

¿Era ésa, tal vez, la teoría de un loco crédulo que quería afirmar que existía un mundo mejor que daba sentido a este mundo de chiflados…?

 

Pero, él sabía que no estaba solo en estas ideas –o así quería creerlo-. Había todo un enjambre de “Quijotes” solitarios que arriesgaban sus carreras y su confortable vida social solo por decir lo que realmente pensaban. 

Él tenía referencia de que en 1996 el director de la unidad de cartografía cerebral en la universidad Complutense de Madrid, el doctor Francisco J. Rubia, había pronunciado una serie de conferencias  bajo el título Neurobiología de la Numinosidad,   en las cuales apuntaba que la conciencia de lo numinoso (ausencia de cualquier frontera definida entre el mundo espiritual y el natural). Él tenía referencia de que en 1996 el director de la unidad de cartografía cerebral en la universidad Complutense de Madrid, el doctor Francisco J. Rubia, había pronunciado una serie de conferencias  bajo el título Neurobiología de la Numinosidad,   en las cuales apuntaba que la conciencia de lo numinoso (ausencia de cualquier frontera definida entre el mundo espiritual y el natural), es la experiencia mística. Ésta tiene un lugar definido en el cerebro humano, encontrándose localizado este centro, en el hemisferio derecho de la estructura cerebral. Justo en el lóbulo temporal del hemisferio derecho que forma parte de la corteza asociativa límbica, de la que parte el sentido de la atención y la sensación del despertar. Esta zona cerebral actuaría como un operador holístico (integrado como un todo) en lugar del clásico operador binario del cerebro racional izquierdo. En este último, la estructura perceptiva nos obliga a conocer la realidad como contraste entre antónimos o contrarios y sinónimos de objetos dados, sin embargo,  la estructura del pensamiento holístico nos permite concebir la realidad como un todo en el cual la polaridad Yo-otro y Yo-mundo se disuelven produciéndose la experiencia mística. 

 

¿Pero entonces, porqué no se manifiesta con la asiduidad que su ubicación privilegiada haría desear? –se preguntaba Antonio…

El Dr. Rubia define la secular inhibición  de las funciones más espirituales y altruistas del cerebro por parte del hemisferio izquierdo donde se asienta el predominio de la mente racional. Esta inhibición es causada por la mediación de las neuronas serotoninérgicas, o productoras de serotonina, que hacen muy difícil la activación de las estructuras cerebrales  en las que reside la Numinosidad o lado “sagrado” de nuestra personalidad. Existe otro aspecto interesante en este razonamiento, si entendemos que el mecanismo encargado de que visualicemos el tiempo como una secuencia de efectos reside particularmente en el hemisferio izquierdo o dominante, y así tenemos que al activar las estructuras cerebrales del hemisferio derecho la experiencia mística convencional altera la concepción del tiempo como ente secuencial

 

Este efecto no secuencial del tiempo, como se puede apreciar en el mundo onírico, era un aspecto que había intrigado y admirado a Antonio durante mucho tiempo, precisamente por su capacidad de variabilidad como se desprende de toda la teoría de la relatividad de Einstein, lo cual, permitía extrapolarlo mediante las simetrías de gauge a otras dimensiones espacio temporales.

 

El mismo Einstein constituye un ejemplo claro del genio científico con una percepción especial de la espiritualidad y la religión. Entre los escritos no científicos de Einstein, cabe destacar especialmente “Ideas and Opinions”, en el cual, un artículo del genial físico titulado “La Religión Cósmica” exponía lo siguiente: 

<< La función más importante del arte y la ciencia consiste en despertar y mantener vivo el sentimiento religioso en quien tiene la capacidad de percibirlo, el cual es difícil de explicar a quien no lo haya experimentado, ya que no lleva anexo ningún concepto antropomórfico de Dios>>.

 

Según el escritor Ken Wilber, el misticismo de Einstein contiene una simiente Pitagórica donde el Cosmos está presidido por un orden central, que puede ser captado por el alma a través de la unión mística.

¿Entonces, qué es en realidad  la Numinosidad a la que hace referencia el doctor Rubia…?

Antonio había buscado ese tipo de respuestas en la obra “La Doctrina Secreta” de H. P. Blavatsky, la cual, había sido ampliamente leída y recomendada por el mismo Einstein a su colega el profesor Heisemberg y en general a toda la comunidad científica.

Blavatsky, en su obra “La Doctrina Secreta” define “Numinosidad”, o más precisamente el “Noúmeno” como la manifestación del mundo de la verdad o Sat, en la que radia la energía de la Realidad Una o Deidad sin Nombre. Es pues ésta, la esencia y causa hipotética de los fenómenos, según las noticias que el entendimiento recibe de los sentidos o de la propia consciencia.

¿No tendrían algo que ver el Nous de Anaxágoras, el cual constituye la conciencia de todo lo que existe, con el Noúmeno de Blavatsky, y éstos  con las ondas solitarias o solitrones de la Geometría Fractal que se observan en el Conjunto de  Mandelbrot; Siendo éstas últimas, las responsables de organizar el Caos?

El físico y filósofo de origen austriaco Fritjof Capra en sus libros “El Tao de la Física”  y “El Punto crucial” desarrolla la teoría de la similitud de la física cuántica y la teoría de la relatividad con los conceptos metafísicos o místicos de los sabios ocultistas de todas las edades:

<< Los nuevos conceptos de la física cuántica nos obligan a contemplar el mundo más a la manera de un hindú, budista o taoísta que como lo vemos actualmente con nuestra mentalidad occidental newtoniana. Por lo tanto la física moderna ha abierto dos caminos muy diferentes a seguir por la comunidad científica y por ende por la humanidad entera. Uno nos conduce hacia un camino similar al marcado por Buda, y el otro nos guía decididamente hacia la Bomba Atómica y el Holocausto Genético. >>

 

En cuanto a cual de los dos estamos siguiendo Antonio no tenía duda alguna. ¿Pero porqué el mundo avanza con los ojos vendados hacia su destrucción, cuando fácilmente los conocimientos actuales pueden ser invertidos hacia un empleo mucho más fructífero y esperanzador? 

¿La terquedad y la ceguera humana actual es algo inevitable y fatídico del Hado fatal? Algo así como el concepto clásico de la Moira o el Até, el dolor enviado por los dioses en la tragedia griega... ¿O por el contrario alguien o algo los dirige?

La idea de la “Gran Conspiración” o “Conspiración Global” era una idea hondamente arraigada en la mente de Antonio, e incluso contaba con un dossier de argumentaciones y datos recopilados de distintos periódicos y publicaciones que la soportaban. Pero el “móvil del crimen” aún permanecía en el secreto más absoluto, como en las buenas novelas de suspense…

¿Quién querría destruir conscientemente el planeta en el que vive y porqué? ¿Cuál serían los tortuosos razonamientos abismales de unos seres enfermos y desesperados, para querer destruir el mundo que les sustenta...? 

Antonio saltó como un resorte de la silla donde se había sentado: ¡Había que abrir el campo de visión para contestar esta cuestión...! Y de repente se preguntó:

¿Qué papel jugaban los OVNIs en todo esto…?

Los OVNIs han existido desde las épocas más remotas, desde hace más de dos mil años, en todas las culturas y legados escritos aparecen extraños eventos relacionados con hechos que son perfectamente identificables con la fenomenología OVNI. Desde mucho antes de las narraciones de Marco Tulio Cicerón, Flavio Josefo y Cayo Plinio, hasta nuestros días, no se han dejado de registrar fenómenos de éste tipo. 

¡Aún es más…! Por inverosímil que parezca  y en contra de lo que pudiera pensarse, la navegación aérea existió mucho tiempo antes de la fabricación del primer avión moderno por los hermanos Wright… 

El director de la Academia Internacional de Investigación del Sánscrito en Mysen, India, descubrió un tratado antiguo en aeronáutica que se escribió hace tres mil años. Se atribuyó al  sabio hindú Bharadway que escribió un manuscrito llamado: “Vymacrika Shastra”, significando literalmente: “La Ciencia de la Aeronáutica”. El manuscrito tiene ocho capítulos con diagramas y describe tres tipos de aviones, incluso aparatos que no podrían prenderse fuego ni podían romperse. También menciona treinta y una partes esenciales de estos vehículos y dieciséis tipos distintos de materiales con los que éstos podrían ser construidos, materiales que absorben la luz y el calor, por lo que fueron considerados convenientes para la construcción de aeronaves. 

Es interesante notar la similitud de la palabra sánscrita “vymacrika” y “vimanas”, palabra usada en los libros sagrados hindúes, los “Vedas” y el “Mahabharata”, indicando que los hindúes obtuvieron el conocimiento de la navegación aerea de razas antiquísimas que los debieron de haber visitado en tiempos remotos y los enseñaron entonces las reglas básicas de una tecnología aeroespacial.   

 

Pero, fue desde 1945 cuando el fenómeno OVNI cobró una especial relevancia entre los gobiernos de todo el mundo. Fuera por una mala conciencia proveniente del lanzamiento de las primeras bombas atómicas o debido a una premeditada acción de contingencia, los EE.UU. resolvieron mantener un estrecho cerco de silencio acerca de ese fenómeno. 

  

Hay numerosas autoridades que han declarado que esos platillos volantes y otros fenómenos extraños existen, aunque los científicos nunca han querido reconocerlo, porque eso pondría poner en cuestión las bases mismas de su “ciencia formal”, o simplemente porque no se atreven a admitirlo. Pocos en el mundo se aventuran a declarar la auténtica verdad  y nada más que la verdad sobre éste espinoso asunto, aún cuando ellos mismos conozcan la autenticidad de los hechos. Esto es especialmente cierto en las personas de "educación científica" y hombres  poderosos, de alto nivel de responsabilidad. Esos mismos "hombres poderosos" justifican su "alta traición a la Humanidad" con el siguiente argumento: "Los conceptos formales deben de mantenerse, pues de lo contrario, los gobiernos caerían, el dinero y el crédito desaparecerían,  se hundiría la Bolsa en el caos absoluto de los nuevos conceptos y sobre todo, los individuos de alto-nivel social y económico desaparecerían..." 

Durante años, muchos investigadores del fenómeno OVNI han sabido que las fuerzas aéreas de Estados Unidos y de otros muchos países, estaba en posesión de hechos relacionados con los OVNIs, los cuales, se estaban ocultando premeditadamente al público por razones sólo conocidas por una oscura élite de generales. Varias opiniones a este efecto han aparecido impresas desde entonces en los periódicos de todo el mundo. Un resumen de los más contundentes artículos que habían sido recopilados por Antonio, sería el de sus antiguos y favoritos eventos OVNI de los 50 y 60 cuando la férrea censura OVNI aún no había adquirido su punto culminante:  

  

En 1958, Bulkley Griffin, del “New Bedford Mass Standard-Times”, Washington, escribió una serie excelente de artículos para ese periódico, uno de los cuales se tituló: "La censura del Pentágono en el fenómeno OVNI es eficaz."  En cuyo artículo cita:  

<< ¿Se han preguntado qué derecho tiene una organización militar para monopolizar la información de la situación OVNI e interferir con el conocimiento de los hechos dados al contribuyente incluso si éste los considera de interés público…?

A esta pregunta la fuerza aérea tiene su propia respuesta. La regulación 200-2 define lo siguiente sobre el fenómeno OVNI: “La investigación de  la Fuerza Aérea y el análisis de las apariciones de OVNIs en el cielo de los Estados Unidos está relacionada directamente a su responsabilidad para la defensa  de la Nación.” Después la regulación 200-2 continúa: “Los OVNIs se catalogan como una posible amenaza a la seguridad de los Estados Unidos...”>> 

  

¿Por qué existe un secreto tan severo de la fuerza aérea y del presidente de EE.UU. acerca del fenómeno OVNI?. A esta pregunta esencial le hace falta una respuesta decidida, clara y contundente: 

La CIA, en una magnitud desconocida, y el FBI, en casos individuales, han mostrado siempre un interés extremo por esta situación. En la misma medida, estos equipos se han afanado en ocultar todos los hechos al gran público. El Concilio de Seguridad Nacional de los EE.UU., opera en estos asuntos de forma automática, sin rendir cuentas a ningún otro organismo, como quedó al descubierto en el siguiente artículo:  

<< El personal  del Subcomité Permanente del Senado en las Investigaciones OVNI, ha hecho algunos estudios en la materia, sobre los ficheros secretos del “UFO-Air Force”, y ha decidido no investigar, y mantener los ojos y oídos cerrados. Ésta es una victoria más para la Fuerza Aérea que sigue seria y discretamente luchando contra cualquier pregunta del Congreso… >> 

  

Más tarde, en 1958, otro más de la misma serie de artículos escritos por John Lester, aparecía en el “Newark Star Ledger”:  

<< Una historia de las noticias de hoy, revela que personal del gobierno está rastreando objetos misteriosos que cayeron ayer, como uno de los desarrollos más importantes en el problema de los platillos volantes... >>

  

El comandante Donald E. Keyhoe, entonces Presidente del Comité para la “Investigación Nacional en Fenómenos Etéreos” en los Estados Unidos, dijo en aquellas fechas: 

<< Los descubrimientos descritos en los periódicos  confirmaron lo que ya se conocía en nuestro comité por medio de las investigaciones pertinentes, las cuales ahora se han difundido públicamente, y que demuestran que muchos observadores, muy cualificados, saben que los platillos volantes son reales y bajo mando inteligente. >>

  

Detrás de los pocos titulares, que aparecían esporádicamente en la prensa, la Fuerza Aérea y la Agencia  Central de Inteligencia CIA,  han estado bloqueando e intoxicando los hechos de forma muy activa.  

El comandante Keyhoe, se había adherido firmemente a la creencia de que los platillos volantes son reales, y con posterioridad a su primer artículo publicado acerca de ese asunto en enero 1950, continuó realizando otras muchas investigaciones:  

<< En una conversación con Wilbert B. Smith, aproximadamente dos años antes de que él falleciera. Durante el curso de la conversación, se le preguntó al Sr. Smith si era la Fuerza Aérea o alguna otra sección del gobierno quien estaba manteniendo la censura de información del fenómeno OVNI al público. El Sr. Smith contestó que no era la Fuerza Aérea, sino “un grupo pequeño, muy alto en el gobierno”. Al intentar conseguir más detalles, el Sr. Smith se negó a identificar el grupo del que él tenía referencia, y rápidamente llevó la conversación a otros cauces. >> 

 

No sería sino hasta la publicación del libro: "El Gobierno Invisible" en mayo, 1964, que la llave de este misterio nos fue proporcionada por fin. El libro declara:  

<< El Grupo Especial se creó muy pronto en el mandato de Eisenhower bajo la orden confidencial 54/12. Eran conocidos en el círculo más próximo a la administración Eisenhower como el "Grupo 54/12'' y todavía es llamado así por las personas mejor informadas. Ha operado desde 1954 como el auténtico poder oculto del Gobierno Invisible. El Grupo Especial ha operado en una atmósfera de secreto que excede a cualquier otra rama del Gobierno de Estados Unidos...  Los hombres de la CIA generalmente tienen al “Grupo Especial 54/12” en mente cuando ellos actúan. >>

  

La revista Newsweek del 22 de junio de 1964, sacó una edición titulada: "El Gobierno Invisible" en la que se declaró: 

<< Una de las revelaciones mayores es la existencia del Grupo Especial 54/12,  que supuestamente es un Comité Adjunto Clasificado del Concilio de Seguridad Nacional, y que específicamente informa directamente al Presidente, con capacidad de decisión independiente en operaciones especiales. Hablando con propiedad, no hay ninguna figura imaginable de más alto nivel que la compuesta por el grupo 54/12. El "Grupo 54/12" es pues el grupo más pequeño y con mayor poder en el Gobierno de los Estados Unidos. >>  

 

¿Era éste el mismo grupo al que Wilbert Smith hacía referencia, y al que su propio amigo John se refería como la “CIA Negra”, o los “hombres de negro…?” 

En vista de los hechos, parecería que la respuesta lógica a esta pregunta debiera de ser afirmativa. Y, si ésta asunción es correcta, ella misma podría proporcionarnos la respuesta de por qué todos los esfuerzos por encontrar una respuesta al fenómeno OVNI y a otros muchos fenómenos extraños se haya topado hasta ahora  con el fracaso.  

 

Antonio recordaba cómo en una sociedad aparentemente escéptica sobre la existencia de los  fenómenos Psi, existe una poderosa organización ultra-racionalista y “privada” que actúa con fondos “desconocidos”, llamada CSICOP, que está preparada para oponerse radicalmente a todo lo paranormal y luchar con todas sus fuerzas para que dichos fenómenos pasen desapercibidos a la opinión pública. ¿Sería quizás la CSICOP, el nuevo nombre del grupo 54/12, o sólo una rama del mismo?

Más curioso aún, es saber que en 1957, Ron Robertson, un oficial de seguridad de la Comisión de Energía Atómica encargado de seguir los avances en este terreno, aseguraba que el gobierno norteamericano, ya por entonces, estaba financiando entre treinta y cuarenta proyectos Psi, como el Subproyecto 136 del MK-Ultra,  utilizando instituciones privadas como cobertura, y advirtiendo que: ‘Los fondos no  deben llevar identificación alguna ni dar lugar a ningún tipo de preguntas’.

Pero aunque este tipo de manejos oscuros es ya, algo clásico en el mundo del cine y la ciencia-ficción, la pregunta aún no desvelada es muy simple y a la vez tremendamente insondable.

¿Porqué alguien querría destruirse  a sí mismo y al mundo que lo sustenta…?

¿O tal vez no era esa la pregunta adecuada…? 

 

   

aaaaaa

 

  

 

 

   

<<  Obtenga el libro impreso: Las Tres Cabezas del Elefante y El Inmortal ... <<    

Principal ] Arriba ]

Enviar el correo electrónico a sebastiansalado@contactoglobal.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web. También se puede usar el Buzón de la Página en: "Comentarios". 
Copyright © 2004-2012  Sebastian Salado (Las 3 Cabezas del Elefante).
Publicación: Septiembre 2004. Última modificación: 16 de Febrero 2013.