Principal Arriba Comentarios Contenido Buscar Traducción Imágenes

Hombres y Máqu. IV
La Búsqueda I La Búsqueda II La Huidiza Neurona I La Huidiza Neurona II La Tierra Hueca I La Tierra Hueca II La Tierra Hueca III La Tierra Hueca IV La Tierra Hueca V Hombres y Máqu. I Hombres y Máqu. II Hombres y Máqu. III Hombres y Máqu. IV Hombres y Máqu. V El Espíritu I El Espíritu II Caballero en Fango

   

^^  Obtenga el libro impreso: Las Tres Cabezas del Elefante... ^^

__________________

Atlántida

Lemuria

Âgharttha

Gaia

_________________

Anú

Mihael

Ialdabaoth

Vishnú

Shiva

Ishva-Ra

_________________

Archi

Melki-Tsedek

Brâhatmah

Mahatma

Mahanga

_________________

Nueva Era

Teosofía

Antroposofía

Gnósticos

Pitagóricos

Rosacruces

Francmasones

Martinistas

Nazarenos

Esenios

_________________

Buddha

Krishna

Rama

Zarathushtra

Moisés

_________________

Gandhi

Ahimsa

Aparigraha

Samhaha

_________________

Aeter

Akasha

Âlaya

Laya

_________________

Nihil

Holístico

Nat-Our

Noúmeno

_________________

Magia

Mash-Mak

Mahat

Ofitas

Nâgas

_________________

Hermes

Thoth

Iaô

Adonai

_________________

Mâyâ

Mérou

Omphalos

Om

Fohat

_________________

Sánscrito

Vattan

Irdín

Hierogáfico

_________________

^^  Éstos... y otros muchos Términos Esotéricos más en el Glosario... ^^

_________________

 

_________________

   ¡¡Despierta!!

       

      ¡¡El Día...

 ...Ha Llegado!!

_________________

 

  << Traduzca esta Página <<

Era un amor dulce y triste a la vez, como sólo los que aman desesperadamente un sueño o un ideal pueden sentir. Un amor pleno y vacío, que se saborea simultáneamente como el contraste del chocolate caliente sobre un fondo de helado. Era como intentar llenar un océano insaciable con un balde de agua. Una tarea estéril y heroica al mismo tiempo…

[Sebastián Salado; Las 3 Cabezas del Elefante]

 EL CABALLERO EN EL FANGO

  

    HOMBRES Y MÁQUINAS (IV)

 

 

4. HOMBRES Y MÁQUINAS

( PARTE  IV )

 

 

En cierto momento de la discusión las espadas dialécticas fueron desenfundadas y un odio contraído y taimado luchaba ferozmente contra una agresividad amplia y sin complejos. Pero Brenda no necesitaba en absoluto que nadie la defendiera, ella sabía muy bien como manejar este tipo de situaciones. Sin alterarse lo más mínimo, se dispuso a parafrasear de la forma más inocente, y como si fuese lo más natural del mundo, unas frases de  Erich Fromm:

<< La facultad de pensar objetivamente es la razón. Y la actitud emocional que corresponde a la razón es la humildad. Ser objetivo, utilizar la propia razón, sólo es posible si se ha alcanzado una actitud de humildad, si se ha emergido de los sueños de omnisciencia y omnipotencia de la infancia. Puesto que el amor depende de la ausencia relativa de narcisismo, requiere el desarrollo de humildad, objetividad y razón. Toda la vida debe de estar dedicada a esa finalidad. La humildad y la objetividad son indivisibles, tal como lo es el amor. No se puede ser verdaderamente objetivo con respecto a la familia si no se es con un extraño y viceversa. Si quiero aprender el arte de amar, debo esforzarme por ser objetivo en todas las situaciones, y hacerme sensible a la situación frente a la que no soy objetivo… >>

 

Estas palabras representaron un jarro de agua fría para la audiencia, pero tuvieron la virtud de aplacar los ánimos, o por lo menos inhibir los procesos de oposición abierta. 

A partir de ese momento, el seminario pasó a ser eminentemente técnico, evitando toda referencia sociológica. Durante el resto del seminario su voz vibraba con la exposición mesurada pero precisa de su disertación.

<< La neurosis es sólo una cosa: la suma total de todas las inhibiciones del placer sexual natural que en el transcurso del tiempo se han vuelto mecánicas.

La teoría de la coraza caracterológica está relacionada con la idea de una vejiga tensa a punto de reventar en la que el individuo se aferra al rígido acorazamiento exterior de ésta como un naufrago a la tabla salvadora por miedo a perder el control de sus sentimientos largamente reprimidos.

El enfermo neurótico se ha vuelto rígido en la periferia del cuerpo, reteniendo al mismo tiempo la vitalidad central con sus exigencias, las cuales, con todas sus fuerzas pugnan por salir hacia el mundo, pero el individuo se encuentra amarrado dentro de la misma coraza que construyó como defensa.

Por tanto, existe una antítesis funcional entre la sexualidad y la angustia, y éstas se constituyen en la misma fuerza pero en direcciones opuestas. Con esta premisa se define la sexualidad como la función biológica de expansión “fuera del Yo” desde el centro a la periferia o tendencia altruista. Y a la inversa la angustia acoge el sentido de la periferia al centro “retorno al Yo” o tendencia egoísta.

Tanto la  sexualidad como la angustia pueden ser consideradas como pura energía biopsíquica y realmente medida como bioelectricidad en potenciales que se sitúan entre los +/- 100 mV (milivoltios). Estas energías de carga y descarga eléctricas, son especialmente importantes en los organismos primitivos como bacterias o lombrices en los que actúan como fuerza motora en el ciclo definido como tensión muscular (carga bioeléctrica) y relajación muscular (descarga bioeléctrica).  Estos ciclos definen tanto la energía de la división celular como el movimiento serpentino de las lombrices y representan la estructura de una vejiga orgánica viviente. >>

 

Éste fue el único día en que se vio a alguien tomando apuntes de algo…

<< Lo más sorprendente de todo esto es que dichos impulsos no son creados por los nervios, sino que son manifestaciones biológicas del organismo como un todo, pues existen en organismos protozoarios en los cuales aún no está desarrollado un tejido nervioso organizado.

En el nivel más alto, es decir, en el psíquico, se experimenta la expansión biológica como placer y la contracción como displacer. En el nivel de los instintos, la expansión se representadas por excitación sexual y la contracción por la angustia. Y así en el nivel fisiológico más profundo la expansión y la contracción están representadas por el sistema parasimpático y simpático respectivamente que pueden a su vez, ser asimilados a sustancias químicas como iones de potasio e iones de calcio en las más profundas reacciones biológicas.

Experiencias con corrientes de plasma en la ameba y células vivas de organismos superiores determinan con precisión estos procesos en los cuales los estados de expansión y movimiento serpentino alternan con los de retorno a las formas esféricas en la retracción debido a estímulos eléctricos. De la misma manera las descargas bioquímicas en dichas células producen, así mismo como resultado, dichas corrientes eléctricas. >>

 

Antonio no tenía muy claro ya, si eran sus propios iones de potasio o los de calcio los que bullían ahora en sus reacciones biológicas...

<< Por lo tanto, basándose en esta técnica, y aplicándola a las memorias “chips” actuales,  podríamos sustituir los semiconductores de germanio y las memorias integradas de silicio por sistemas biológicos donde las células vivas actúen como memorias binarias almacenando información controlada por energías bioeléctricas y bioquímicas.

Así en el Departamento de Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachussets se encuentran investigando sobre cómo programar una célula de la misma manera como se programa una computadora. La estructura de expansión y compresión y su correspondiente bioenergía, convierten a una célula en una máquina lógica extraordinaria: las proteínas, enzimas y demás componentes son parte de un mecanismo complejo, el cual fue diseñado maravillosamente por la naturaleza y es eficiente en alto grado. Se trata de un proceso de retroalimentación, una célula computa datos en forma natural todo el tiempo, por ello, la cuestión radica en tratar de conocer esas técnicas, y utilizarlas después, de acuerdo con nuestros propósitos. >>

 

La verdad es que actualmente se ha avanzado mucho más, y asistimos hoy a un derroche de tecnología cibernético-biológica basada en los conceptos de “economía sexual” de los años 30. El estudio actual no sólo se realiza para utilizar la computación en la biología, sino también para entender los principios de ingeniería usados por los sistemas biológicos, y para aplicarlos posteriormente en la siguiente generación de computadoras. 

En esta unión entre biología y computación, actualmente no sólo se trabaja en convertir células en elementos cibernéticos, sino en dar recíprocamente a los computadores sensaciones y aspectos biológicos. 

 En el MIT, se inició en 1997 la construcción de una cabeza de robot con apariencia casi humana: expresiones faciales básicas, movilidad en el cuello y diferentes tonos de voz. Es decir, se trataba de hacer un robot capaz de socializar con personas. Este proyecto llamado Kismet se basó en la psicología del aprendizaje infantil, y entre sus elementos “artificiales” incluye grandes ojos azules, labios, pestañas y cejas. En sus ojos hay sensores que le permiten capturar información visual; puede mover la cabeza hacia atrás cuando algo se le acerca demasiado, y también puede comunicar emociones como miedo, alegría o enojo; y para escuchar a su interlocutor posee un par de micrófonos en los oídos. 

La idea fundamental es que el robot posea un repertorio de comportamientos y emociones propios de los seres humanos. Esta moderna filosofía de interacción cibernético-humana, es muy diferente a la de HAL, el robot de la película 2001, que sólo emitía una luz roja en ciertas circunstancias, la cual, no informaba sobre lo que la computadora pensaba o "sentía". 

Lo que controla a Kismet es un conjunto de quince computadoras. Cada una de ellas procesa diferente tipo de información, de acuerdo con un software que permite al robot percibir el ambiente que lo rodea, analizar lo que hay ante sí y reaccionar en consecuencia. 

Después de Kismet, se trabajó con otro robot llamado Cog que estaba constituido por cabeza, torso y un par de brazos; actualmente está siendo usado para explorar diferentes aspectos del movimiento corporal, otra rama de la investigación. Hay componentes de Cog que ya se están incorporando a la industria, y se proyecta hacerle algunas mejoras, como son el integrar una capa de piel sensitiva a su cuerpo y su cabeza. 

También hay otro equipo que está trabajando exclusivamente en extremidades, y que a largo plazo serán integradas a un robot. Además, se realizan una serie de prótesis robóticas, aún en etapa experimental, para que las utilicen seres humanos.

 

Un año después de este primer contacto con la biocibernética, el Vampiro les propuso a algunos trabajar en oscuros proyectos de programación con células vivas. John y Antonio se negaron aduciendo razones éticas y morales, incluso, alguien más también rechazó “la oferta”. Pero la mayoría de los neuróticos y enfermos mentales que acudieron a aquel seminario aceptaron gustosos la oferta y días después desaparecieron del mapa… 

 

Al día siguiente, Antonio se presentó más ilusionado que nunca a la conferencia de Brenda, pero ésta se había cancelado misteriosamente, y para no levantar demasiadas sospechas, se daba a todos los asistentes, la misma semana del cancelado curso,  unas imprevistas vacaciones pagadas… lo que significó, de hecho, que todos salieran de “estampida” sin preocuparse de nada más que en disfrutar de los inesperados días de fiesta. Bueno, todos menos Antonio… que por aquel entonces ya estaba atrapado hasta el cuello, y se quedó a “consolar” a la furiosa y desafiante Brenda.

-         ¡Siempre ocurre lo mismo! –dijo Brenda desmoralizada- Cuando se trabaja sobre la razón y la verdad, te terminan parando los pies de una forma u otra…

-         No le des importancia… ¡Ya habrá otras ocasiones…! –Dijo Antonio quitándole hierro al asunto.

-         ¡No, esto se acabó, ya estoy harta…! La gente de hoy sólo quiere conocer aquello que no pueda inquietarle, solo quiere ver placidamente la embaucadora televisión, leer deprisa, en el periódico, las noticias diarias y escandalosas de las hojas de "sociedad". O como mucho, leer ese tipo de libros que se auto-alimentan de las trivialidades diarias. Los raros personajes que "perturban" el orden "mental" establecido son apartados o arrinconados, e incluso en el peor de los casos, encarcelados y asesinados... Eso es precisamente lo que ocurrió en 1957, con uno de los hombres más famosos de la época, el médico y científico Wilhelm Reich, del cual, he tomado gran parte de ésta ponencia. Él murió en una penitenciaría federal americana, donde se le había encarcelado por resistirse a una orden ilegal diseñada para detener su investigación, la cual estaba financiada por él mismo, al no encontrar ninguna institución pública o privada que se atreviera a subvencionarle. 

Con éste acto se cerró el círculo del oscuro proceso en el que se había robado sus descubrimientos a la humanidad y se había dado muerte al descubridor:  Wilhelm Reich.

-         ¿Es verdad eso…? –Dijo Antonio condescendiente.

-         ¡Por supuesto! Éste acto era la culminación de más de 10 años de fatiga y persecución a  manos de unos conspiradores cuidadosamente disimulados entre la sociedad, que son entrenados por las Agencias Federales Americanas y de otras naciones,  para engañar a las personas de esta sociedad alienante e impedirles el acceso a los grandes descubrimientos en la sombra, evitando que conociéndolos, se puedan utilizar esos descubrimientos cruciales en multitud de disciplinas como: física, medicina, y sociología para ayudar y promover la felicidad y paz de toda la humanidad… Justamente eso que los hombres y mujeres honestos  buscan por todas partes, trabajando duramente.

El descubrimiento "robado" era el dispositivo que él mismo presentó como el acumulador de energía "Orgone", una invención suya que fue calificada más tarde por el Dr. Theodore P. Wolfe, cómo: "El mayor descubrimiento en la historia de medicina." El FBI secuestró completamente esa información, evitando y prohibiendo su publicación, e incluso llegando a quemar  la documentación de homologación de ese descubrimiento, realizada por médicos y científicos honrados ¡A LO LARGO DEL MUNDO!!!. Esa documentación confirmaba que el experimento podía ser reproducido y verificado y hacía publica la corroboración de los descubrimientos de Wilhelm Reich. Sus hallazgos experimentales eran revolucionarios, de hacerse públicos, ellos amenazarían enseguida los intereses comerciales establecidos, sobre todo, los de la Industria Farmacéutica, y los de las empresas de producción y distribución de energía.    

 

Brenda rompió a llorar en el hombro de Antonio y…  al día siguiente, los dos solos partieron en una escapada loca hacia Méjico.  

De aquella relación efímera él sólo recordaba una playa en Cancún donde acabaron el seminario a “solas” los dos… Los fulgores fosforescentes de sus cuerpos mientras se bañaban desnudos a la luz de luna en una playa caribeña. El amor de su piel desnuda sobre la arena y los cabellos mojados de ella sobre su frente…

Era un amor dulce y triste a la vez, como sólo los que aman desesperadamente un sueño o un ideal pueden sentir. Un amor pleno y vacío, que se saborea simultáneamente como el contraste del chocolate caliente sobre un fondo de helado. Era como intentar llenar un océano insaciable con un balde de agua. Una tarea estéril y heroica al mismo tiempo…

 

Antonio rememoraba ahora las notas de su libreta, tantas veces releídas:

<< Al final, el mundo se redujo a un Tú y un Yo. El sol no salía por las mañanas ni las estrellas se movían en el firmamento, si los reflejos de unos ojos verde-azulados no lo ordenaban así.

La imagen de su cuerpo perfecto, de su risa enloquecedora y de unos ojos de fuego me perseguían, y me perseguirán por el resto de mis días…

Me gustaría acabar la historia diciendo que, como el Ulises de Homero, partiera un día de Ogygia dejando a Calipso esperándome en la playa y pronunciando mi nombre…

Pero no fue así, al igual que la pleamar trajo a Brenda, la bajamar se llevó a esa ninfa hija de Atlas,  por rumbos ignotos hacia su mundo fabuloso, sin alterar lo más mínimo su sonrisa, sin modificar sus dientes de nácar ni sus ojos de fuego.

Se fue igual que llegó; ella no trajo más que su cuerpo desnudo, pero se llevó mi corazón enredado entre los bucles de su rubio cabello. Dejándolo, quizás, perdido entre las algas marinas y las anémonas de las profundidades.

Aún hoy, si ella me llamase lo dejaría todo, sólo por ser su humilde pez piloto... y adherido a sus pechos esféricos o a sus caderas ondulantes surcar errante los mares… Pero uno ha de reconocer que  solo tiene un corazón que dar y el mío partió hace tiempo por rumbos desconocidos… >>

 

Y Así fue como Antonio perdió a su mujer y a su hijo, persiguiendo un sueño fugaz en un mar de tempestades…

 

 

 

aaaaaa

 

 

  

 

 

   

<<  Obtenga el libro impreso: Las Tres Cabezas del Elefante y El Inmortal ... <<    

Principal ] Arriba ]

Enviar el correo electrónico a sebastiansalado@contactoglobal.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web. También se puede usar el Buzón de la Página en: "Comentarios". 
Copyright © 2004-2012  Sebastian Salado (Las 3 Cabezas del Elefante).
Publicación: Septiembre 2004. Última modificación: 16 de Febrero 2013.