Principal Arriba Comentarios Contenido Buscar Traducción Imágenes

El Espíritu II
La Búsqueda I La Búsqueda II La Huidiza Neurona I La Huidiza Neurona II La Tierra Hueca I La Tierra Hueca II La Tierra Hueca III La Tierra Hueca IV La Tierra Hueca V Hombres y Máqu. I Hombres y Máqu. II Hombres y Máqu. III Hombres y Máqu. IV Hombres y Máqu. V El Espíritu I El Espíritu II Caballero en Fango

   

^^  Obtenga el libro impreso: Las Tres Cabezas del Elefante... ^^

__________________

Atlántida

Lemuria

Âgharttha

Gaia

_________________

Anú

Mihael

Ialdabaoth

Vishnú

Shiva

Ishva-Ra

_________________

Archi

Melki-Tsedek

Brâhatmah

Mahatma

Mahanga

_________________

Nueva Era

Teosofía

Antroposofía

Gnósticos

Pitagóricos

Rosacruces

Francmasones

Martinistas

Nazarenos

Esenios

_________________

Buddha

Krishna

Rama

Zarathushtra

Moisés

_________________

Gandhi

Ahimsa

Aparigraha

Samhaha

_________________

Aeter

Akasha

Âlaya

Laya

_________________

Nihil

Holístico

Nat-Our

Noúmeno

_________________

Magia

Mash-Mak

Mahat

Ofitas

Nâgas

_________________

Hermes

Thoth

Iaô

Adonai

_________________

Mâyâ

Mérou

Omphalos

Om

Fohat

_________________

Sánscrito

Vattan

Irdín

Hierogáfico

_________________

^^  Éstos... y otros muchos Términos Esotéricos más en el Glosario... ^^

_________________

 

_________________

   ¡¡Despierta!!

       

      ¡¡El Día...

 ...Ha Llegado!!

_________________

 

  << Traduzca esta Página <<

Es decir, que toda la actividad consciente del cerebro era ¡Retransmitida a éste, justo una millonésima de segundo antes de que el cerebro diese las órdenes oportunas!. En conclusión, que en el cerebro existía algo similar a una antena de radiocontrol que recibe las instrucciones de “algo” exterior a él, y que es, indiscutiblemente, lo que controla sus acciones en todo momento. Podríamos llamarlo Alma, Nous, Superyo, Ser superior en otra dimensión… lo que te de la gana. ¡Pero es real... Increíblemente real!!! Antonio, ¿me entiendes? ¡Tú tenías razón! No somos más que seres controlados a distancia por un ente superior y, por tanto, poseedores de un alma inmortal y grandiosa.

[Sebastián Salado; Las 3 Cabezas del Elefante]

EL CABALLERO EN EL FANGO

  

    EL ESPÍRITU DE SAINT LOUIS (II)

 

 

5. EL ESPÍRITU DE SAINT LOUIS 

( PARTE  II )

 

 

¡No te das cuenta Antonio…! Ya en 1995, se comercializaban ese tipo de programas… imagina que ese nombre no fuese sólo una casualidad... ¿No podría ser un trabajo premeditado y planificado para apoyar y ocultar a BEAST? Y así, preparar el entorno para cuando ésta, subrepticiamente apareciera en el 2000. ¡Es como arrojar combustible sobre los mismos fuegos del infierno! BEAST 6.6.6 no sería entonces un parásito de la Web. ¡Sería la Web misma!!!

 

En ese momento, John comenzó a reír de nuevo histéricamente  y moviendo la cabeza con signos de negación prosiguió:

-         ¡Que inteligencia y que obra maestra del engaño y la mentira…!

Pero no termina ahí la cosa,  las transmisiones pueden y deben encriptarse para que resulten seguras, en esas condiciones la Bestia tardaría mucho tiempo en desencriptarlas y no serían productivos sus ataques. Por eso en  la misma época en que nace SATAN, nace también Kerberos. Como programa encriptador y de autentificación de usuarios, Kerberos o Cerbero (el perro de tres cabezas que guarda las puertas del infierno), vendría a ser, en esta hipótesis, el guardián de la Bestia. Antonio, dime... ¿Puedes imaginar un lugar más seguro para BEAST 6.6.6 que en el “Internet Inferno”, al estilo Dante Alighieri, creado por SATAN y guardado por Kerberos?

 

Realmente, Antonio se daba cuenta de que la argumentación de John resultaba demoledora, pero algo no encajaba, John le daba un valor al pensamiento e inteligencia de BEAST que jamás hubiese sido imaginado por Antonio, ni siquiera en sus más locas fantasías.

-         John es imposible que un ser cibernético del siglo XXI sea capaz de realizar esas proezas de las que hablas, aunque tenga una capacidad de almacenamiento de datos ilimitada. Tú mismo has dicho que BEAST 6.6.5, que es tu prototipo actual, ni siquiera puede realizar la aprehensión de estructuras de pensamiento avanzadas. ¿Cómo diablos sería capaz de racionalizar estructuras complejas de pensamiento?

-         Te engañas Antonio, la clave, ya te la he dado y aún no la has entendido. La clave es la “interfaz biónica” que descubrí ayer. Verás Antonio, me cuesta admitir esto, pero tú tenías razón en tu teoría de la Supermente, el cerebro humano es realmente sólo un terminal remoto de otro controlador que está por encima de él. Y lo gracioso es que… ¡el Vampiro lo ha sabido siempre!!! Y él ha jugado deliberadamente con nuestros esfuerzos, sabiendo exactamente hasta dónde debía llegar y lo que quería conseguir. Como te dije, no he estado ocioso durante estos tres días. Uno de los documentos secretos a los que he tenido acceso por “casualidad”, es un informe muy elaborado que llega unas conclusiones muy sorprendentes. Aunque, en realidad las causas de los experimentos descritos no constan en el informe, y éstas están extrañamente  difuminadas. Éste hace referencia a unos descubrimientos realizados durante la experimentación con la fecundación artificial de óvulos humanos. Entonces, se detectaron en una prueba, al parecer rutinaria, la presencia de un total de 86 conjuntos de átomos de kriptón que giraban en órbitas comunes en el interior de dichos óvulos justo cuando se realizaron en ellos, por casualidad, unas pruebas especiales de resonancia magnética nuclear. Lo curioso no era la presencia de estos átomos, sino que los planos orbitales de los 86 conjuntos biatómicos eran paralelos, y giraban en órbitas comunes como si todas poseyesen un mismo eje central. 

En un primer momento los investigadores no le dieron demasiada importancia a estos átomos, hasta que, a alguien se le ocurrió analizar su distribución electrónica, descubriendo que en ellos, las posiciones de los electrones aparecían regidas por un sincronismo desconcertante que mostraba una distribución similar y perfectamente ordenada, como si fueran relojes perfectamente sincronizados. Como sabes Antonio, esto es absolutamente imposible según los sacrosantos principios de la física cuántica que predice la ley del indeterminismo. Esa ley dice que las posiciones instantáneas de los electrones se rigen por el azar según las observaciones comunes en el mundo microfísico. Esa extraña sincronía pone en entredicho la ley y lo que es más importante, los conceptos de entropía y el azar, que hasta ahora habían regido las leyes cuánticas de la física, lo que indica que existe una  “Ley Selectiva” o “Mente” exterior al sistema, y que esa mente lo controla, generando de cuando en cuando, ciertas “excepciones” o singularidades. Al principio se creía que las 86 parejas de átomos de kriptón que se encuentran en los extremos de la cadena helicoidal del ácido desoxirribonucleico, solamente existían en las células germinales de hombres y animales pluricelulares, pero en los siguientes experimentos se detectaron también en el resto de las células y muy especialmente en el cerebro. De forma que el código genético encerrado en el ácido desoxirribonucleico, no es sino uno más de los factores de la cadena de influencias que actúan sobre la materia animada por la vida, y no su único motor...

 

Antonio recordó de inmediato a las ondas solitarias o solitrones, que la Geometría Fractal encuentra en toda la naturaleza, como islas de armonía y organización en el caos macro y micro-cósmico dominante. Estos solitrones no podían ser otra cosa que los núcleos o puntos de referencia del Nous, la consciencia de todo lo que existe o Mente Global.

-         Vaya… vaya. Así que el viejo Anaxágoras tenía, al final, toda la razón con su concepto del Nous ¿eh...? -Dijo Antonio algo afectado–. Pero no termino de ver la relación de la interfaz biónica de la Bestia con la vida espiritual de las células.

-         Porque aún no me has dejado terminar “cacho zoquete”... perdona, Antonio… Yo era un escéptico de esa teoría hasta ayer mismo en que descubrí todo el tinglado. Es curioso que la demostración física del alma espiritual sea clasificada como: “TOP SECRET” en éstos documentos “científicos”. Pero continuemos con el contenido de los documentos consultados… 

Los mismos científicos descubrieron posteriormente en el hipotálamo del cerebro humano, concretamente en la corteza del tercer ventrículo, bajo el tálamo. La misma nube de átomos de kriptón, el gas noble anteriormente referido. Pero en una estructura mayor y más precisa con forma de esferoide. Los científicos investigaron una importante muestra de cerebros humanos y encontraron que dicha nube se halla alojada siempre en la misma zona, a idéntica profundidad en el hipotálamo. Este gas como es sabido no se combina con ningún otro cuerpo, por lo que su existencia en el cerebro resulta muy extraña, aunque, lo que sí quedaba claro es que no se trataba de un fenómeno aleatorio.

Con el fin de observar posibles alteraciones cuánticas debidas a probables transferencias energéticas, se realizaron exhaustivos exámenes de la corona electrónica de éstos átomos. Los datos presentaban una estructura secuencial y distribuida armónicamente según una función periódica, obligando al caos celular a organizarse y estructurarse según un patrón dado. Aunque lo realmente “increíble” de los experimentos llegó cuando se relacionaron los movimientos armónicos de los electrones corticales del átomo de kriptón con los impulsos nerviosos emitidos por la corteza cerebral. 

En pocas palabras, los movimientos conscientes de los brazos, piernas, la voz, etc... se encontraban sincronizados con las fluctuaciones armónicas de los átomos de kriptón. Aunque otras actividades como los movimientos reflejos o los impulsos del sistema neurovegetativo, no se veían reflejados por las variaciones cuánticas de los átomos de la nube de gas kriptón. Puede que al considerarse como automáticos, dichos movimientos no necesiten de monitorización exterior. 

La prueba definitiva llegaría un año más tarde, cuando se produciría un nuevo descubrimiento que acabaría de disipar las dudas… Se descubrió que aquellos movimientos de los electrones de la nube de kriptón ¡Precedían a los impulsos nerviosos emitidos por la corteza cerebral!. Es decir, que toda la actividad consciente del cerebro era ¡Retransmitida a éste, justo una millonésima de segundo antes de que el cerebro diese las órdenes oportunas!. En conclusión, que en el cerebro existía algo similar a una antena de radiocontrol que recibe las instrucciones de “algo” exterior a él, y que es, indiscutiblemente, lo que controla sus acciones en todo momento.

Podríamos llamarlo Alma, Nous, Superyo, Ser Superior en otra dimensión… lo que te de la gana. ¡Pero es real... Increíblemente real!!! Antonio, ¿me entiendes? ¡Tú tenías razón! No somos más que seres controlados a distancia por un ente superior y, por tanto, poseedores de un alma inmortal y grandiosa.

 

 

John estaba llorando de alegría en ese momento, y sorpresivamente se abalanzó sobre Antonio y le abrazó efusivamente. Parecía un niño gigantesco al que le acabasen de comunicar que había aprobado las asignaturas tantas veces suspendidas  anteriormente. 

Antonio se  hallaba demasiado aturdido como para valorar  la noticia en toda su magnitud. Le habían despedido, y su mejor amigo le estaban acusando de ser uno de los constructores de la mítica Bestia, aquella que según las profecías de San Juan,  arrasaría a la humanidad, tal como proclaman las leyendas  mas extendidas del mundo Occidental. No, no tenía el menor motivo para alegrarse de algo que por otra parte él ya intuía hace mucho. 

-         ¡Escucha John, hoy no estoy para escenas histéricas…! ¿Me quieres contar de una maldita vez que es eso de la Bestia? -Interrumpió abruptamente sus desproporcionadas muestras de alegría. 

-         Tienes razón Antonio, llevo dos noches sin dormir y no controlo mis impulsos. ¿Estábamos en realidad hablando de la Bestia… no?  Pues bien, si realizamos una analogía entre lo descubierto en el cerebro humano con el programa maestro de control total de la Web. En el motor inferencial del androide habría que incluir una especie de receptor de órdenes de otra entidad exterior al programa, es decir, la maldita interface biónica que comunica directamente a ésta con el ser exterior que es en realidad quien constituye la Bestia misma. 

Como ves, no es necesario ya que los circuitos de silicio puedan en realidad pensar correctamente por sí mismos. Sólo es necesario que el programa sea efectivo de por sí en el control de la red mundial.

Como recordarás, hace unos años el Vampiro trató de involucrarnos en ciertos estudios relacionados con la biocibernética y los proyectos de programación con células vivas. En realidad esos proyectos han continuado con unos recursos mucho más desproporcionados aún que los míos. Aunque no he conseguido acceder todavía a los documentos apropiados, es fácil de imaginar por donde andan. Ya en 1997 un experimento conjunto entre el Laboratorio Bioquímico de Investigación Naval y la empresa Science Applications International, consiguió con éxito integrar en un chip de silicio neuronas procedentes de embriones de rata y mantenerlas vivas para que se desarrollasen a lo largo de los circuitos prefijados. El objetivo era francamente sencillo; La fusión de la actividad sináptica de la neurona viva con el chip de silicio. Esta unión potenciaría, según ellos, la capacidad “inteligente” de las computadoras actuales usando la lógica difusa mediante las nuevas neuro-computadoras. 

Pero aunque descaradamente se diga que las neuro-computadoras son las futuras sustitutas del silicio, en realidad el silicio es un millón de veces más rápido, en tiempo de procesado, que las neuronas que “supuestamente” pretenden sustituirle, y no digamos nada de los nuevos materiales que se están experimentando en súper-computación, como el arseniuro de galio, o la aplicación de materiales superconductores de la electricidad a temperatura ambiente que podrían ofrecer unos rendimientos insospechados, por no hablar de la lumitrónica, que podría dejar anticuada a la misma electrónica.

¿Entonces… porqué investigar en el Neuro-chip? ¿Es que el Vampiro quiere tirar la casa por la ventana o regala dólares a centavos…? Pues no, lo que busca en definitiva es la interface biónica, que permita a un ser humano “enchufarse” a un ordenador directamente y  controlar sus procesos como si de un órgano artificial se tratase.

Es decir, que nuestra recientemente descubierta Bestia se conecta a un ser que controla todos sus procesos mayores y dirige sus ataques eficientemente.

-         ¿Pe-pero…? ¿Quién sería capaz de enchufarse a semejante máquina, el Vampiro…?  –Dijo Antonio tartamudeando. 

-         Caliente... Caliente. Pero la pregunta no es ¿Quién? Sino… Qué.

Escucha Antonio, no lo puedo confirmar… pero, al parecer la bestia cibernética trabaja unida a una bestia biónica que es en realidad su auténtico yo.  Me explicaré mejor, si es que puedo. Según mis datos, ya desde los años 50 se han estado realizando clones humanos con mayor o menor fortuna, en laboratorios secretos ubicados en Latinoamérica, basándose en los datos conseguidos por los “médicos” de los campos de concentración de Hitler. Esto se sabe en “ciertos círculos”, pero permanece en el más estricto secreto debido a las obvias consecuencias éticas, morales y políticas que dichos experimentos desencadenarían si se llegasen a descubrir.

 

De repente Antonio de acordó del artículo en el que se decía que Erwin Chargaff, presagiando un futuro de apocalipsis biológicos y cadenas de clonación industrial, se había embarcado en una cruzada en contra de la genética, después de haber contribuido a su nacimiento. Tal vez Erwin Chargaff, se habría acordado precisamente del holocausto Nazi, a causa del cual, su madre murió en Auschwitz, o quizá sabía algo más… pero lo realmente cierto es que en un punto determinado en su vida, se había convertido en el mayor azote moral de las investigaciones biológicas. ¿Sabría él ya, la realidad de la inmensa carnicería genética que se estaba desarrollando en esos laboratorios secretos con “tecnología” Nazi…?

-         ¿Entonces los escarceos de Ian Wilmut con su oveja "Dolly", son simplemente una mera pantomima? –Preguntó Antonio conociendo la respuesta de antemano.

-         Oh no, son mucho más que eso, son la punta de lanza de un movimiento público para conseguir que las factorías genéticas sean legalizadas. Los descubrimientos de Wilmut corren parejos con los trabajos de Jerry Hall, del Laboratorio de Fecundación in Vitro de la Escuela de Medicina George Washington, el cual llegó a realizar públicamente, de hecho, experimentos de clonación humana en fase temprana. Éstos son simplemente parte de un proceso de mentalización, o si lo quieres, de lavado mental de masas. Se pretende pues, que la sociedad acepte de buen grado esas factorías que se denominan de clonación terapéutica, pero que acabarán industrializando el trafico de órganos, o algo peor...

-         ¿Entonces, por qué usar clones humanos para ser el cerebro vital de la Bestia, cuando habría miles de hombres deshumanizados que estarían más que dispuestos a hacerlo? 

-         No lo sé aún, por eso quiero continuar recabando información sobre los aspectos más oscuros del programa. Como te dije antes, mi grupo es el único que se ha salvado de la quema. Posiblemente el Vampiro nos necesita aún para perfeccionar su interface, o por si hay que hacer nuevas adaptaciones a posibles cambios en la Web, aunque no lo creo, pues la Bestia cibernética es por si sola lo bastante inteligente como para actualizar sus bases de datos con cualquier modificación en la Web, sin tener por ello que reprogramar su motor inferencial.

-         John, te veo muy cambiado. ¿No eras tú el que justificabas todo en función de la bandera…?

-         Sean quien sean estos tipos, de lo único que estoy totalmente seguro es que "Ellos" no siguen a ninguna bandera, ni se someten a ningún gobierno de país alguno. Es más, estoy ahora convencido de que "Ellos" manejan y han manejado a todos los gobiernos que se les han puesto por delante, de una manera u otra. Estoy convencido que si hubiese que buscar unos culpables reales de la muerte de John F. Kennedy, éstos serían Ellos…

Antonio, no puedo consentir que el trabajo de media vida me sea robado por unos esperpentos de tres al cuarto…

 

John se calló, y permaneció un rato en silencio envuelto en un aura de seriedad y nobleza que Antonio nunca había visto antes en él. Era como si en su interior hubiese ya tomado una decisión terrible que lo elevaba y ennoblecía al mismo tiempo que lo condenaba a un futuro más que incierto y peligroso. Los dos sabían que con esta gente no se podía jugar, y que las consecuencias de cualquier error serían irremediablemente fatales. Permanecieron uno junto al otro ensimismados en esos pensamientos, como si un ángel, les estuviese hablando en susurros a los dos

Antonio pensaba ahora detenidamente en “Ellos”, en esos seres oscuros que pululaban y habían pululado por las sombras de la historia de este país y de todos los países e imperios anteriores. Súbitamente recordó un pasquín anónimo que circulaba por Internet y que mostraba una serie de coincidencias entre las vidas de John F. Kennedy y Abraham Lincoln. Las cuales se encajaban de forma misteriosa formando un mosaico de coincidencias realmente inquietante, el pasquín, decía más o menos así:  

             

<< Abraham Lincoln fue elegido al congreso en 1846. 

John F. Kennedy fue elegido al congreso en 1946. 

 

Abraham Lincoln fue elegido Presidente en 1860. 

John F. Kennedy fue elegido Presidente en 1960. 

 

Ambos estuvieron muy interesados en mejorar los derechos civiles. 

Las esposas de ambos perdieron hijos cuando todavía estaban en la Casa Blanca

Ambos Presidentes fueron asesinados en un Viernes. 

A ambos presidentes les dispararon en la cabeza. 

 

Ambos fueron asesinados por sureños, y ambos fueron reemplazados por sureños con el mismo apellido: Johnson. 

Andrew Johnson, quien reemplazó a Lincoln, nació en 1808. 

Lyndon Johnson, quien reemplazó a Kennedy, nació en 1908. 

 

John Wilkes Booth, quien asesinó a Lincoln, nació en 1839.

Lee Harvey Oswald, quien asesinó a Kennedy, nació en 1939. 

Ambos asesinos usaban y se les conocía por sus 3 nombres, algo no muy practicado en la cultura norteamericana. 

La suma de las letras de ambos nombres da el mismo número: 15. 

 

A Lincoln le dispararon dentro de un teatro llamado 'Ford' 

A Kennedy le dispararon dentro de un coche 'Lincoln', hecho por la compañía 'Ford' 

Booth y Oswald fueron asesinados antes de ir a juicio.. >>

 

Realmente es inquietante que con una escala exacta de cien años la vida de estos dos presidentes de EE.UU., auténticos promotores de la democracia y de los derechos humanos se unan en una macabra serie de coincidencias con un denominador común: La represión absoluta de cualquier impulso positivo y humanizador en la alta política de un país destinado a regir los designios del mundo durante al menos dos siglos. ¿O quizás, simplemente se opusieron sin más, a las fuerzas subterráneas encarnadas en los tenebrosos Ellos…?

 

Podría ser que “Ellos” jugasen una inmensa partida de ajedrez en el tablero planetario con alguna otra fuerza magna y desconocida... ¿O tal vez no tan desconocida…? En cualquier caso, Antonio sabía perfectamente quién jugaba con negras…

-         John. ¿Qué puedo hacer yo…?¿En que te puedo ayudar?

 

John le miró pensativamente unos instantes, y después con la mayor naturalidad que podía mantener le dijo pausadamente:

-         Antonio, márchate de aquí... éste no es un buen lugar para ti. Vuelve con tus alegres muchachas españolas, a tu país tranquilo y apacible, olvídate de todo esto, vuelve a Madrid y cuando llegues cómete una tortilla de patatas de mi parte... Con mucha cebolla ¡eh!

No te preocupes por mí, yo sé cuidar de mí mismo, no necesito a ningún metepatas a mi lado. Además, ahora estás despedido y tendrás que buscar algo. ¿No pretenderás vivir a mis expensas no…? ¡Vamos hispano! Despidámonos aquí y ahora al estilo John Wayne en “El Álamo”.

 

John se levantó y le extendió su mano a Antonio, él se quedó algo aturdido, no sabía que hacer y finalmente se levantó también y estrechó con fuerza su temblorosa mano. Al momento una sensación de vértigo los envolvió a ambos completamente. 

Antonio sintió un vacío total… súbitamente se dio cuenta de que no tenía nada en la vida, ni trabajo, ni familia, ni amigos... Absolutamente nada... Había tirado todo por la ventana durante estos diez últimos años en aras de un sueño engañoso y efímero. Sólo un amigo verdadero había llenado su triste vida. Desgranando su solitario afecto, día tras día, John le había dado mucho más que su inapreciable y franca amistad, le había dado su noble corazón, un precioso don que le proporcionaba el apoyo fraternal con el que encarar cada día, la soledad de este frío y descarnado mundo. 

Y ahora, a ese querido ser estaba a punto de perderlo también en aquél mismo instante…

 

Por su mente circularon un cúmulo de imágenes agridulces que terminaron desarbolándolo completamente, sin poderlo evitarlo, se lanzó hacia aquel cuerpo inmenso de exuberante humanidad y abrazándolo comenzó a llorar histéricamente. El mundo de desmoronaba bajo sus propios pies en una sima sin fondo. 

¿Serían recordados en el futuro como aquellos seres malditos que ayudaron con su ciego esfuerzo a esclavizar a la humanidad…? ¿Pasarían a los anales de la Historia como los deshumanizados padres de un engendro cibernético-genético con poder ilimitado sobre vidas y haciendas…? ¿Habría una Historia después…? 

 

Antonio soltó repentinamente a John, sólo para darse cuenta que él estaba pensando exactamente lo mismo, y sus pensamientos se traducían ahora en unas copiosas lágrimas que se derramaban por su hinchada mejilla.

-         Escucha Antonio, te diré lo que vamos ha hacer. ¿Recuerdas el programa de comunicaciones seguras del tipo CGI (Common Gateway Interface) que te regalé por navidades…? Bueno, pues yo mismo realicé ciertas “modificaciones” en el código PERL del programa, experimentando algunas variaciones en el encriptado de las claves públicas y privadas. Las nuevas estructuras del ciphertext resultan endiabladamente complicadas, pero aunque pensaba ponerles ese “hueso” a mis lobos para que lo royeran, lo cierto es que nunca lo hice, y eso constituye hoy la única posibilidad que tenemos de comunicarnos sin que nos intercepten. 

Escucha atentamente: Nunca utilices la Web, comunícate directamente a través de un móvil conectado al Modem de tu PC, nos comunicaremos en formato de Data Transmisión de PC a PC por el teléfono móvil, que tendrá una tarjeta con un número de teléfono distinto cada vez. El nuevo número irá indicado en el mensaje encriptado para realizar cada nueva comunicación posterior. La PKE (Public Key Encryption) y la SKE  (Secret Key Encryption) las cargaremos como sigue:

Utilizaremos un canal de televisión vía satélite que dé constantemente las comunicaciones de bolsa, como la CNBC  u otros canales que nos informaremos mutuamente en cada mensaje. Cuando queramos comunicarnos nos enviamos un día dado un mensaje de texto con la clave “John Wayne”, y después, a las doce de la noche, horario de Saint Louis, estemos donde estemos tomaremos las 6 cifras siguientes a las cotizaciones en bolsa de dos empresas dadas, la QQQ y la SPY por ejemplo. Ellas y sus inversas son la base de los códigos. Nos llamaremos  justo una hora después con los códigos cargados y… a “chatear”  por  el ordenador, el programa también permite enviarnos vídeo y audio. 

 

John garabateó unas cuantas cifras por duplicado en un papel, las cortó y le dio a Antonio una copia diciendo:

-         Ésta es nuestra clave de inicio y el primer número de teléfono, guárdalas para la primera comunicación. Ahora adiós, cuídate “hispano”…

-         Ten cuidado tu también “yankee”, piensa en “El Álamo”...

 

John se marchó sin mirar un solo momento hacia atrás, como si del rodaje de una película se tratase, arrancó y se perdió en el final de la calle que bordeaba el parquecito del lago. 

Antonio se quedó mirando con semblante bobalicón el rastro difuminado que el escape de su coche había dejado al doblar la curva. Durante un buen rato él no reaccionó en absoluto, dejando correr su mente por tortuosos caminos… hasta que, al final, y casi sin saber lo que hacía se levantó, se montó en su coche y pensó en dejar que el camino lo guiase...

Tomó una decisión, regresaría a su país en menos de una semana y comenzaría una nueva vida. Al menos, ahora él no estaba derrotado, el abrazo de John le había transmitido una energía que no podía explicar, pero que le unía a algo muy especial y grandioso. Ellos dos desafiarían solos, si era preciso, a la “Gran Ramera”, a la Bestia fabulosa de siete cabezas, al monstruo ciber-biónico que controla la inmensa tela de araña de la World Wide Web

John y él darían su vida en aras de un nuevo espíritu. Un renovado y vibrante “Spirit of Saint Louis”, que al igual que el mítico avión que trasportara a Charles Augustus Lindbergh a través del océano atlántico en 1927, les transportaría ahora, a ellos, hacia la nueva aurora idealista en una lucha sin cuartel contra unos seres oscuros, ésos que existiendo en las sombras, aún no se perfilaban en el horizonte con todo su aterrador poder.

Antonio se sintió vibrante y lleno de fuerza, a la vez que orgulloso, de su ya eterno amigo John Heiss, al cual, siempre recordaría como a un legendario John Wayne que se enfrenta a su destino sin el más mínimo titubeo. 

Antonio arrancó y sin pensarlo avanzó por la solitaria avenida arbolada, puso el cassette y una música apacible llenó el habitáculo del vehículo con su alo melancólico.

Tracy Chapman cantaba una canción emblemática: “ I’m Ready”.  Antonio coreó las estrofas de la canción mientras que sus lágrimas corrían como ríos por las comisuras de sus mejillas:

<< I want to wake up and know where I´m going... Say I´m ready... I want to go where the rivers are overflowing... And I`ll be ready, I`m ready to let  the rivers wash over me... If the waters can redeem me... I`m ready... Let the rivers wash over me... >>  

 

Antonio se dio cuenta de que estaba justamente en  la ribera del Mississippi y se hallaba de camino al GateWay Arch en el Jefferson Memorial. Su viejo y querido lugar, el favorito para pensar cuando se encontraba perdido…

Pero esta vez no se detuvo a pasear como solía, por las inmediaciones del gigantesco arco, si no que se dirigió directamente al cine que se encuentra en el Museum of Westward Expansión. Él necesitaba desesperadamente dormir durante los tres cuartos de hora que dura la proyección.

El sueño lo acogió en su abrazo reparador, pero sólo para obsequiarlo con imágenes dantescas y aterradoras mezcladas en un enigmático y extraño sueño:

 

 

aaaaaa

 

 

  

 

 

 

   

<<  Obtenga el libro impreso: Las Tres Cabezas del Elefante y El Inmortal ... <<    

Principal ] Arriba ]

Enviar el correo electrónico a sebastiansalado@contactoglobal.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web. También se puede usar el Buzón de la Página en: "Comentarios". 
Copyright © 2004-2012  Sebastian Salado (Las 3 Cabezas del Elefante).
Publicación: Septiembre 2004. Última modificación: 16 de Febrero 2013.